skip to Main Content
+58 212 2781400 +58 424 2203788 reservasweb@molinaviajes.com

Galerias Lafayette Paris: Compras e historia en un solo lugar

 

Las Galerías Lafayette de París son una visita obligada en la ciudad, y no exclusivamente para los amantes de las compras: su impresionante interior, con su gran cúpula de colores, y unas vistas excepcionales (¡y gratis!) de París desde su terraza son motivos más que suficientes para hacer una parada en el centro comercial más famoso de la capital francesa.

Un pequeño comercio que se convirtió en el imperio del lujo

A finales del siglo XIX, Alphonse Kahn y Théophile Bader, dos primos procedentes de la región de Alsacia, decidieron abrir en París una pequeña tienda, y encontraron la ubicación perfecta en la esquina de la rue La Fayette (que le daría nombre), muy cerca de la Ópera Garnier. Hay que reconocer que tuvieron buen ojo, pues frente al escaparate del nuevo comercio pasaban continuamente las mujeres burguesas y de la alta sociedad parisina, así como los viajeros que iban y venían de la cercana Estación de Saint-Lazare, y que hicieron crecer el negocio rápidamente.

Pronto, los dos primos compraron el local adyacente, y pocos años después, la totalidad del edificio donde estaba situada la primera tienda y tres edificios más, ya en el propio Boulevard Haussman.

Al llegar el año 1912, los primos soñaban con convertir las Galerías Lafayette en un referente del lujo cuyas instalaciones fueran tan deslumbrantes que fuera imposible no querer comprar.

Fue entonces cuando las galerías adquirieron esa arquitectura art nouveau tan características, de la que se encargaron varios diseñadores de la Escuela de Nancy. Una escalera monumental, balcones de hierro forjado y la inigualable cúpula que baña de luz todo el establecimiento se convirtieron en las señas de identidad de las nuevas Galerías Lafayette.

Además, las galerías incorporaron a sus espacios de venta un café, una sala para fumadores y una terraza panorámica, por lo que pasar las horas aquí se convirtió en uno de los pasatiempos favoritos de la alta sociedad de principios de siglo.

Sería el aviador francés Jules Charles Védrines quien catapultaría definitivamente a la fama las Galerías Lafayette, realizando un aterrizaje en su terraza en 1919, que le costó una multa por parte del gobierno parisino, pero que le ganó unos cuantos aplausos.

Su terraza: una de las mejores vistas de París

Aunque no tengas intención de comprar nada, tienes que entrar a las Galerías Lafayette para contemplar su cúpula y subir a su terraza, desde la que se obtiene una bonita vista de París. Es gratis y merece la pena

Si te apetece, también puedes tomar algo en Cube Bar, el bar de la terraza, pero en todo caso, no es obligatorio.

Molina Viajes te ofrece estas ventajas especialmente diseñadas para darte una calurosa bienvenida al principal destino de compras de París:

  • Recepción VIP, reembolso de impuestos exprés, acceso al salón, copa de champán gratuita u otras bebidas.
  • Un regalo de cortesía
  • Transporte de cortesía a su hotel o apartamento en París

 

 

Back To Top