skip to Main Content
+58 212 2781400 +58 424 2203788 reservasweb@molinaviajes.com

La Magia de los mercados navideños

 

Quienes adoran la Navidad, saben que lo mejor es sumergirse en ella sin pensar en nada más, dejarse llevar por el colorido de las luces, perderse en el olor de los dulces, sonreír ante la  repetición de villancicos.

Todas estas cosas maravillosas son la carta de presentación de lo que se vive en estos mercadillos, que a veces llegan a ser pequeñas ciudades dedicadas por completo a las fiestas más memorables del mundo.

¿Las descubrimos juntos?

 

Mercadillo de Bolzano, Tirol del Sur (Italia)

Italia es pura belleza en cualquier época del año. Al norte de esta bota geográfica, en Tirol del Sur, encontramos un rincón donde la Navidad combina a la perfección con un increíble paisaje alpino. Hablamos de Bolzano, que cada año adorna la Piazza Walther con luces navideñas y más de ochenta puestos que te hipnotizarán con sus coquetos objetos tallados en madera, las cerámicas de Thun y delicias locales como los canederli (bolas de pan con speck) o caldos como el vin brulè (vino dulce y caliente con canela). Las casetas de madera junto con el encanto arquitectónico del Duomo, y las montañas como telón de fondo, forman la postal navideña perfecta. (Se inaugura el 22 de noviembre a partir de las cinco de la tarde y durará hasta el seis de enero).

 

 

Adviento en “Zagreb” el mejor mercadillo de Europa está en Croacia

Una ciudad que por tercer año consecutivo ha sido elegida por tener el mejor mercado navideño de Europa bien merece una visita. Los conciertos y el imponente árbol de Navidad de la plaza Ban Jelačić, un belén viviente, la pista de patinaje sobre hielo de la plaza Tomislavac, el aroma a štrukle (hojaldre caliente relleno de queso) que desprenden las carpas de la plaza de Europa, la fascinante decoración navideña del tunel de Grič, las luces que iluminan el precioso parque de Zrinjevac y una atmósfera capaz de conquistar a cualquiera. Así pretende ganarse Zagreb, una vez más, a todo aquel que se pierda (chocolate caliente en mano) por sus calles del 1 de diciembre al 6 de enero.

 

Mercadillo de Gengenbach, Alemania

Un suculento aroma a miel, canela, vino caliente y flammenkuchen (una fina masa de pan con nata, cebolla y panceta) nos atrae como un imán hasta uno de los pueblos más coquetos de la Selva Negra. Gengenbach se torna mágico cuando las calles de cuento de su casco antiguo se llenan de luces y casetas navideñas del 30 de noviembre al 23 de diciembre. Además, cada una de las 24 ventanas del ayuntamiento, cuya fachada imita un calendario de adviento gigante, se decora con una obra de un artista.

 

Mercadillo de Erfurt, Alemania

La esencia medieval del casco antiguo de Erfurt se mezcla con la magia navideña de uno de los mercadillos más importantes de Alemania, el Erfurter Weihnachtsmarkt, que tiene lugar del 27 de noviembre al 22 de diciembre. En el corazón de esta preciosa ciudad se alzan la Catedral de Santa María y la iglesia de Severikirche, que serán testigos de esos paseos de puesto en puesto en busca de los mejores adornos para el árbol, figuras de cerámica y dulces navideños. Desde la Domplatz hasta las plazas de Fischmarkt o Anger, pasando por el icónico puente de Schlösserbrücke, más de 200 puestos y numerosas atracciones llenarán de vida cada rincón de este lugar de cuento.

 

Mercadillos de Graz, Austria

Si lo tuyo son los belenes a tamaño real, el de Graz te aseguramos que no te va a decepcionar. Y es que esta ciudad austriaca lleva arropando la tradición de tallar las figuras del belén patio del Landhaus en hielo desde 1996. Por otra parte, la música inundará desde salas de conciertos hasta iglesias, pasando por el propio mercadillo, donde la gente podrá recorrer la ruta de los puestos navideños a ritmo de un coro. Además, durante el mes de diciembre, desde las 16:30 h hasta las 00:00 h, un enorme calendario de adviento se proyectará sobre la fachada del Ayuntamiento, todo un espectáculo de luces que no deberías perderte. Y para terminar de empaparte de las costumbres de Graz, el día dos del mismo mes, entre las 16:00 h y 18:00 h, tendrá lugar el mítico desfile de Krampus y Perchtenlauf, dos terroríficas figuras (propias del folclore alpino) con aspecto demoníaco que amenazan con llevarse a los niños que se han portado mal durante el año. Una cabalgata sólo apta para valientes. ¡Disfruta de sus 14 mercados navideños del 23 de noviembre al 24 de diciembre!

 

Mercadillo de Basilea, Suiza

Nos encontramos ante uno de los mercados navideños más espectaculares de Suiza. Las plazas Barfüsserplatz y Münsterplatz, en pleno casco histórico de la ciudad de Basilea, acogen más de 180 puestos en los que podemos encontrar desde piezas de artesanía hasta delicias como los Basler Läckerli (un pan de jengibre tradicional, elaborado con harina de trigo, miel, fruta confitada y frutos secos), salchichas asadas o incitantes gofres. Contemplar el maravilloso árbol de Navidad obra del famoso decorador Johann Wanner en Münsterplatz, los talleres y atracciones en la plaza de la catedral para niños y sucumbir ante el ambiente navideño del barrio de Kleinbasel es lo que te espera a orillas del Rin del 22 de noviembre al 23 de diciembre.

 

‘Reiterlesmarkt’: el mercadillo navideño de Rothenburg

Las dulces bolas de nieve rothenburguesas, las castañas asadas o el vino blanco caliente son sólo algunos de los manjares que nos ayudarán a olvidar el frío de las noches invernales de esta ciudad de la de región alemana de Baviera. No hay nada como pasear por sus coloridas callecitas, dejándote conquistar por su casco antiguo medieval, que en Navidad roza la fantasía. ‘Reiterlesmarkt’, así ha sido bautizado el mercadillo navideño que se inaugura en Rothenburg el 30 de noviembre con la entrada en escena del Rothenburger Reiterle (un entrañable mensajero del más allá) y que dura hasta el 23 de diciembre.

 

Mercadillo de Rapperswil-Jona, Suiza

La ciudad suiza a orillas del lago de Zúrich, en Navidad ya no es sólo el centro de todas las miradas por el despliegue de rosas que adorna sus calles durante todo el año, sino que más de 250 puestos salpican hasta el último rincón de su casco antiguo medieval. Productos artesanales, un belén a tamaño real, un carrusel para los más pequeños de casa, delicias perfectas para combatir el frío propio de esta época del año como el clásico chocolate caliente suizo o la fondue y música en directo, así pretende encandilar este mágico rincón de Suiza a sus visitantes del 7 al 23 de diciembre.

 

 

Mercadillo de Mánchester, Inglaterra

El aroma a vino caliente y a salchichas alemanas a la parrilla vuelve a robarle el protagonismo a la espectacular Albert Square, la plaza que se convertirá por última vez en años en el meeting point de todos los espíritus navideños que se encuentren en Mánchester del 9 de noviembre al 22 de diciembre. Más de trescientas casetas de maderas invadirán cada recoveco del corazón de esta ciudad inglesa, en localizaciones como St Ann’s Square, King Street, Exchange Street, New Cathedral Street o Cathedral Gardens. En esta última ubicación esculturas de hielo dan vida al Ice Village, un pequeño pueblo helado que cuenta con un tren de vapor, duendes de Santa Claus, juguetes encantados, animales del Ártico, pista de patinaje sobre hielo… ¿Así quién se resiste a la Navidad?

 

Mercadillo en la Rathausplatz de Viena

La fusión entre las viejas tradiciones y el sabor navideño que sólo una ciudad tan bella y decimonónica como Viena puede ofrecer, hacen del mercadillo de la Rathausplatz una visita obligada. Del 16 de noviembre al 26 de diciembre, 154 puestos se despliegan en la plaza, que desprende un dulce olor a canela y ponche caliente. Además, se instala una enorme pista de patinaje sobre hielo de 3.000 m2, que no por eso deja de ser coqueta, y que combina perfectamente con las atracciones de las que pueden disfrutar los más pequeños: tiovivos, clubes de ciencia y paisajes de cuentos de hadas recreados para la ocasión, como el Jardín de Elsa.

 

Back To Top